Bacterias en Piscinas

Con la llegada del verano y el calor proliferan todo tipo de microorganismos que pueden causarnos los típicos problemas veraniegos que en algunas ocasiones pueden arruinar nuestras vacaciones.

La mayor parte de dichos microorganismos encuentran en el agua su medio de vida mas propicio, y dadas las altas temperaturas del verano y las constantes visitas a piscinas, balnearios, ríos… etc., el verano se convierte en la época en la que más expuestos estamos a estas bacterias y a sus daños.

bacterias en piscinas

Normativa de 2 tipos de bacterias en piscinas

La normativa de piscinas nos obliga a regular la existencia de dos tipos de bacterias, vamos a conocerlas mejor.

Pseudomonas

Pseudomonas son bacilos gram – y oxidasa + , características que nos ayudan a diferenciarlos en su análisis  en el laboratorio , dentro de esta familia , se encuentran las pseudomonas aeruginosa  y para ellas el Real Decreto 742 fija un valor de 0ufc/100 ml como valor máximo admisible .

Se trata de un microorganismo, muy resistente en ambientes húmedos, es un patógeno oportunista, que puede penetrar en el organismo y mantenerse allí esperando el momento mas propicio para causar una infección.

Las infecciones causadas por estas bacterias son de todo tipo; oídos, sistema digestivo, incluso sanguíneo, pues pueden penetrar a través de las heridas típicas de los niños en rodillas y codos.

Su diagnóstico medico se realiza mediante un exudado y su tratamiento por lo general es vía antibióticos.

La mayoría de las aguas de baño cuentan con desinfectantes pero este tipo de patógenos.

E-Coli

E-Coli  bacilo gran – y oxidasa –, es un tipo de bacteria que vive en el intestino humano de mamíferos sanos formando parte  de la flora que ayuda a la absorción de nutrientes.

Podemos diferenciar entre E-coli amiga y E-coli no amiga.

A las pocas horas de haber nacido las paredes de nuestro intestino grueso se recubren de este microorganismo amigo que nos ayuda en los procesos digestivos, formando parte de nuestra flora intestinal.

Sin  embargo determinadas cepas no amigas de este microorganismo son letales para los seres humanos en especial niños y ancianos en los cuales pueden causar procesos serios de diarrea, para los cuales el tratamiento antibiótico no se ha comprobado eficaz.

Este tipo de cepas no amigas puede llegar a nuestro organismo a través de aguas o alimentos contaminados y puede contagiarse de persona a persona si la higiene no es adecuada.

Si su médico detecta síntomas sospechosos de una infección le realizaran un análisis de heces y será tratado como una diarrea común recuperándose en unas 48-72 h, el problema es mas grave cuando se trata de ancianos con el sistema inmune debilitados o niños que por su corta edad aun no tienen un sistema inmune desarrollado y fuerte, en estos casos la infección puede traer graves consecuencias.

Desde Laboratorios Omega, recomendamos realizar análisis de aguas de piscinas para conocer el estado del agua y poner remedio en caso de contener este tipo de bacterias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *